Historia de la Paella

 

Foto: Paella Valenciana

¿De dónde viene la paella?

La paella es sin duda alguna, uno de los platos insignia de la gastronomía española y muy famosa en todo el mundo. Muchos turistas vienen a Valencia a degustar la original paella valenciana.

 

 

Pero, ¿De dónde viene la paella?

La paella es un plato de origen humilde y que surge en las zonas rurales de Valencia (La Albufera) entre los siglos XV y XVI, por la necesidad de los campesinos y pastores de una comida fácil de preparar y con los ingredientes que tenían a mano en el campo.

En sus orígenes los ingredientes de la paella eran, las aves, el conejo de campo o liebre, las verduras frescas que se tuvieran al alcance, arroz, azafrán y aceite de oliva que se mezclaban en la paella con el agua y se cocinaban lentamente con leña de ramas de naranjos, que al mismo tiempo daban un sabor y un olor muy característico.

En la Comunidad Valenciana, cuentan la historia que la paella data de la Guerra de la Independencia y de un General Francés que quedó tan impresionado al probar la paella que hizo un trato con la cocinera: por cada nuevo plato de arroz, el general liberaría a un prisionero español. La mujer se puso en marcha su gran capacidad de improvisación y cada día le hacía una paella diferente y que al final consiguió liberar a 176 prisioneros.

 

NOMBRE

La palabra paella significa sartén en todas las variantes del catalán-valenciano-balear; deriva del latín patella, como también el antiguo castellano padilla, el leonés payecha/payella, antiguo paila [painlla en Ancares], y del italiano padella, nombre con el que se conoce un tipo de sartenes italianas con asas, similares a las utilizadas para la paella.

Según esta versión, durante el dominio español sobre Italia, entre los siglos XVI y XVII, algún emigrante italiano trajo aquél utensilio a la península ibérica, y este fue adoptado por los habitantes del lugar.
En castellano la palabra paella se usa sobre todo para la receta, mientras que para el recipiente típicamente usado para cocinarla se suele decir paellera y más raramente también paella.

PAELLA VALENCIANA

Los diez ingredientes básicos que siempre se usan para la preparación de la paella valenciana son: pollo, conejo, bajoqueta (judía verde), garrafón, tomate, arroz, aceite de oliva, agua, azafrán y sal. Para otorgarle más sabor al plato, además del azafrán, se suele añadir un poco de pimentón y unas ramas de romero.

 

VARIANTES DE LA PAELLA VALENCIANA

La paella dominical de los valencianos se cocina hoy en buena parte de España y su popularidad es tal que se ha convertido en el plato estrella de La Cocina valenciana dentro y fuera del país.

Con la internacionalización de la paella, ha originado nuevas variantes del plato, algunas con recetas realmente exóticas que distan de la receta tradicional de la paella valenciana.

La paella catalana se le agrega chorizo o huevo. La paella marinera, elaborada con productos de mar: pescados y diversos mariscos y la paella mixta que combina carnes (cerdo o pollo) con pescado o marisco.

 

PAELLA MARINERA

Prescinde mayoritariamente de las verduras y sustituye la carne por los diversos mariscos, moluscos y pescados. Además de sustituir el agua por caldo de pescado.

 

PAELLA MIXTA

Otro tipo de paella es la conocida como la mixta, que mezcla la paella de carne (pollo y conejo) con la paella de mariscos de origen relativamente reciente.

 

PAELLA ALICANTINA
Resultado de la elaboración de un caldo, el cual contiene pescado (sepia, gambas y emperador) y carne (pollo o conejo). La elaboración de esta paella es originaria del sur de la Comunidad Valenciana.

 

TRADICIONES

En la Comunidad Valenciana, desde siempre ha sido costumbre asociar la paella con un elemento festivo de entorno familiar.

Debido a su laboriosa preparación y a que sus ingredientes fueron un lujo para la mayoría de la población durante mucho tiempo, cuando había que realizar alguna celebración la paella era el plato elegido.

Por ello, en muchos casos todavía es el hombre el encargado de guisar la paella, ya que al estar asociada su consumo al de una festividad el hombre de casa era el encargado de su elaboración, librando de las obligaciones corrientes al ama de casa.